“El aborto selectivo está dejando la India sin mujeres”

Parvinder Singh, director de comunicación de Ayuda en Acción en la India

 LA VANGUARDIA – 25/08/2011 – 00:00

Foto: Xavier Cervera  

Tengo 38 años. Nací en Cachemira y vivo en Nueva Delhi. Estoy casado y tengo dos hijos. Soy doctor en Economía. Lucho por los derechos y la justicia social, algo al margen de derechas o izquierdas. Creo en los valores de la humanidad, por tanto me aproximo más al budismo.

_______________________________________________

Zaida

Era un periodista de prestigio en la India, casado con una periodista de la BBC, que se cansó de contar historias sin final ni continuación y se fue a trabajar con Action Aid (Ayuda en Acción) para comprometerse con cada historia y hacer lo posible para que tenga un final feliz. Pasó por España para presentar el informe sobre feticidio femenino en la India. Le pido que me cuente una historia: “Zaida tiene 9 años, pertenece a una comunidad musulmana muy pobre. Se levanta cada día a las cinco de la mañana, va a buscar el pasto para alimentar el ganado, arregla la casa, y luego al colegio. Muchas niñas invisibles como ella están hoy, gracias a la escolarización, elevando el nivel de vida de su pueblo”.

__________________________________________________

Me dedico a explicar historias de gente pobre. Se podría decir que soy un cuentista de historias esenciales.

¿Por qué lo hace?

Se dice que un periodista debe dormir cada noche con un personaje distinto; es decir: absorber y hacer suya una historia cada nuevo día que pasa.

 Agotador.

Sí, por eso yo preferí ver crecer las historias, ver su desarrollo, y eso es lo que me permite mi trabajo en Ayuda en Acción. Hago películas, documentales fotográficos, escribo.

Cuénteme una de sus historias.

Mi primer trabajo, con 20 años, trataba de chicas de mi edad con sida. Me preparé para relacionarme con mujeres deprimidas y llorosas, pero me encontré con madres vibrantes y llenas de esperanza.

Sorpresa.

En la India ser mujer ya es de por sí una situación complicada, si a eso se le añade el sida, se convierten en desechos, casi en criminales. Me impresionó ver su fuerza. Dejé de verlas como víctimas, me demostraron que eran unas luchadoras.

¿Cuánto tiempo pasó con ellas?

Una larga semana en la que viví dos muertes, una de ellas la de uno de los 400 niños con sida que viven en la comunidad. Lloré.

¿Qué se llevó de allí?

 La amistad con Chandricka, que hoy tiene 32 años y un hijo de 7 que está en la última fase de la enfermedad. Chandricka lidera el grupo de 600 mujeres con sida. La casaron con un conductor de camión a los 16 años.

… Que le contagió el sida.

Sí, y la suegra la echó de casa. Pero no hay rencor en ella porque no se ha rendido. Viaja por la India convenciendo a las mujeres que sufren sida para que vayan al centro a tratarse. Impactante.

Lo es.

 Están solas, apartadas, expulsadas de casa por haber sido contagiadas, sin excepción, por sus maridos. Entendí que la diferencia entre ser víctima o superviviente tiene que ver con el mostrarse, esa es su rebeldía: “Tenemos sida, mirad lo que significa eso”.

¿Cómo reaccionan los hombres?

Rechazándolas y fornicando con niñas porque creen que así se les curará el sida.

Acabarán quedándose sin mujeres.

Ahora trabajo en un proyecto para acabar con los abortos selectivos según el sexo. En el censo de población de la India del 2011 el número de niñas menores de 6 años se ha reducido en 914 por cada 1.000 niños.

“Tener una hija es como plantar una semilla en el jardín de otro”.

 Eso dice un viejo refrán hindú, pero la cuestión es que faltan 35 millones de mujeres.

¿A causa de la dote y la pobreza?

Las áreas urbanas, las familias de las castas más altas y las de áreas más prósperas del país tienen el ratio más elevado de falta de niñas. Las estadísticas dicen que en las zonas más desarrolladas nacen 610 mujeres por cada 1.000 varones; y sabemos que se trata de mujeres que se han quedado embarazadas, muchas cinco o seis veces, y que han abortado hasta concebir el varón.

Pero los ricos pueden pagar la dote.

Aparte del tema de la dote, si no tienes varones en tu familia, la línea familiar termina: hay una ley que permite a las mujeres heredar tierras, pero no se concede nunca. Si sólo tienes hijas, bajas de casta porque tus propiedades no pasarán a tus descendientes sino a tus hermanos o primos.

El aborto selectivo está penalizado.

Sí, y a raíz de los últimos estudios se está trabajando para concienciar a la población.

¿Algo más radical?

Es importantísimo incrementar los derechos de la mujer. Luchamos contra la discriminación de las niñas. La violencia contra las mujeres es institucional y la parte más difícil de este proceso es que los hombres dejen de ver esa violencia como normal.

Usted es hombre, hábleme de su percepción.

El patriarcado es un estado mental. El hombre se encuentra en una situación ambivalente, quiere una pareja que esté a su mismo nivel intelectual, pero en casa quiere que esa misma mujer sea una subordinada, que cocine, limpie, obedezca y le ponga las zapatillas. El derecho de las mujeres no es un tema de conversación entre hombres, únicamente aparece cuando las mujeres empiezan a reclamar sus derechos.

Pero eso es peligroso para las mujeres.

Sí, en la India, a medida que más mujeres expresan su descontento, sube la violencia.

¿Qué significa más violencia?

Según un estudio oficial, el 44% de las mujeres encuestadas dijeron haber sido abofeteadas por sus maridos, y el 49% consideraban normal ser maltratadas. El 77% de los hombres dijeron que cuando la esposa les lleva la contraria o se queja, su masculinidad se ve amenazada.

¿Con quién casarán a los hijos?

La preferencia por los hijos varones está provocando un gravísimo déficit de mujeres en todo el país. En Occidente, el número de mujeres supera el de varones al menos en un 3%. En la India, hay un 8% más de hombres que de mujeres.

¿Con consecuencias?

Ya hay una generación de jóvenes adultos que no encuentran mujeres casaderas, lo que está provocando un creciente descontento social y el trafico de niñas de las zonas pobres que acaban de esclavas sexuales.

Retallat de LA VANGUARDIA per Esther Solé García

1 comentari (+add yours?)

  1. La Sudiste
    set. 04, 2011 @ 18:36:05

    Une situation lamentable et sûrement de difficile solution, on parle très peu de ce problème mais de temps en temps cela fait du bien de nous rafraîchir la mémoire…

    M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s