Las cinco preocupaciones (y posibles soluciones) que quitan el sueño a Winnie Byanyima

 

La directora ejecutiva de Oxfam tiene un plan para reducir la desigualdad, empoderar a las mujeres y que los más ricos paguen los impuestos debidos. Lo cuenta en este vídeo

GIANLUCA BATTISTA

Barcelona 19 DIC 2017 – EL PAÍS

Winnie Byanyima tiene un plan. Son muchos en realidad. La directora ejecutiva de Oxfam no se limita a ver los problemas, sino que también se afana en buscar las soluciones desde su tarea diaria. Una distribución justa de los impuestos, mejorar las oportunidades económicas de las mujeres, potenciar la acogida de desplazados por parte de países ricos… Byanyima lucha por cambiar las realidades desde las medidas concretas y se atreve con afirmaciones tan duras como que la ONU ha dejado de funcionar. Tal como ha contado a Planeta Futuro, estos son sus cinco quebraderos de cabeza.

Que los más ricos paguen los impuestos debidos

“Un gran desafío al que nos enfrentamos hoy en día es la desigualdad económica. Sabemos que solo ocho hombres tienen la misma riqueza que 3.600 millones de personaspobres en el mundo. Eso es inaceptable, es intolerable. Está gran brecha está rompiendo la cohesión social y esas pocas personas ricas tienen una voz pública y son capaces de influir en las políticas a su favor y en contra de los intereses de los más pobres. Sabemos por qué y cómo resolver el problema. En primer lugar, los ricos tienen que pagar los impuestos justos que les corresponden. Ahora mismo, la mayoría no lo hace; esconden su dinero en paraísos fiscales”. Asegura Byanyima que para evitar tal discriminación social las soluciones pasan por proporcionar servicios públicos de calidad como la sanidad, la educación y la protección social: “Y que todo el mundo pueda acceder a ellos”. Otra de las soluciones pasa por “devolver la voz a los ciudadanos y que las democracias no se vean influenciadas por el enorme poder del dinero”.

Esas pocas personas ricas siguen teniendo una voz pública y son capaces de influir en las políticas públicas

Basta de emitir CO2

“El cambio climático es consecuencia de las emisiones de carbono que son resultados de los hábitos de consumo y de producción de los países ricos, que son insostenibles. Pero los efectos del cambio climático los han sentido los pobres que no los provocan, la gente de los países en vías de desarrollo como el mío, Uganda. Mi tío, que es un campesino que cultiva el campo, tardaría 195 años en emitir las mismas emisiones de carbono que un ciudadano normal de Nueva York.

Los Gobiernos del mundo han alcanzado el Acuerdo de París para reducir las emisiones de carbono, pero el mayor emisor, EE UU, se ha retirado. Tenemos un reto, el de hacer que los países ricos cumplan sus compromisos y muestren una mayor voluntad de reducir el calentamiento global. Pero, al mismo tiempo, tienen que dedicar dinero para ayudar a los países en desarrollo para que puedan adaptarse y sobrevivir a los efectos del cambio climático”.

Acabar con el feminicidio

“Un tercio de las mujeres del mundo ha sufrido violencia de alguien al que quiere, de una pareja íntima. Son datos de la Organización Mundial de la Salud. Las mujeres ricas y pobres y las niñas pobres y ricas sufren violencia. Es una consecuencia de la aceptación por parte de la sociedad de lo que llamamos feminicidio, la negación de la mujer, las oportunidades económicas.

En todo el mundo, ellas son las personas más pobres porque realizan los peores trabajos, los más inseguros. Oxfam se ocupa de las mujeres en Asia que trabajan en el sector textil haciendo la ropa que nosotros compramos, para Zara, GAP y H&M. Estas ganan menos de cuatro dólares al día. Trabajan seis días por semana y a veces 20 horas. Cuando se ponen enfermas no les pagan y cuando se quedan embarazadas las despiden.

Por tanto, sus oportunidades económicas son limitadas. No son propietarias de las tierras, aunque, en África, son las que las cultivan. Muchas veces trabajan sin recibir un salario. En 155 países hay leyes que limitan sus oportunidades económicas. En 18 países, los hombres tienen el derecho de impedir que sus mujeres trabajen. En todo el mundo, su participación política ronda el 20% en los Parlamentos.

Las mujeres son las personas más pobres porque realizan los peores trabajos, los más inseguros

Creo que es uno de los problemas más tristes y más importantes a los que el mundo se enfrenta, el de dar a las mujeres y a las niñas igualdad de derechos. Hay una campaña de Oxfam llamada Enough. El objetivo es enfrentarse a la mentalidad de la gente y cambiar su comportamiento para que la violencia contra las mujeres y las niñas sea inaceptable, porque sabemos que la razón por la que está ocurriendo es que la sociedad la tolera. Hay que conseguir que al ciudadano común le parezca inaceptable”.

Un mundo de barreras

“Europa construye barreras a su alrededor. Estos son los países que hicieron que el mundo elaborase las leyes de derechos humanos en Naciones Unidas. Fue Europa quien hizo que el mundo elaborase las leyes de refugiados, las leyes humanitarias. Pero ahora es la misma Europa la que pone barreras y celebra acuerdos para obligar a la gente que huye de las guerras en sus países a volver a lugares donde la van a matar. Esto es triste.

Sesenta y cinco millones de personas en el mundo son desplazados. El 84% de ellas son acogidas por países pobres. Los países ricos tienen que ser más responsables y cumplir sus acuerdos internacionales, las leyes humanitarias y sobre refugiados”.

Desafíos globales

“Los desafíos mundiales como la desigualdad, la pobreza, el hambre, el cambio climático y esta crisis migratoria mundial, requieren soluciones globales. La ONU ha dejado de funcionar. Es incapaz de funcionar porque refleja la realidad del final de la Segunda Guerra Mundial. El poder en todo el sistema lo ejercen los gobernantes globales, los ganadores de la Segunda Guerra Mundial, y no refleja la realidad actual en la que hay muchos países que se independizaron posteriormente, como la mayoría de los países africanos, las economías emergentes y las grandes potencias como China, Brasil o Alemania, que no ejercen mucho poder en Naciones Unidas.

La ONU ha dejado de funcionar. Es incapaz de funcionar porque refleja la realidad del final de la Segunda Guerra Mundial

Tenemos que reformar la ONU y hacer que funcione, en primer lugar, democratizándola, haciendo que sea inclusiva y que no se oigan las voces de los Gobiernos, sino de los ciudadanos como nosotros y de organizaciones de la sociedad civil. Y luego hay que hacer que funcione para la gente normal y corriente”.

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s